PADEL – CODO – POTENCIACION EXCENTRICA

PADEL – CODO – POTENCIACION EXCENTRICA

 http://youtu.be/4Z5Q3ZfLLow

De la misma forma que en esta entrada anterior (http://www.youtube.com/watch?v=25i8UQ…) os dejaba unos ejercicios para potenciar la musculatura del cuadriceps y de paso proteger así la articulación de la rodilla de posibles lesiones (recuerda que el pádel es muy exigente con las rodillas ya que la sucesión de saltos y movimientos para agacharse es continua), en esta entrada os dejo un vídeo con similar contenido pero centrándonos en esta ocasión en otra de las articulaciones que también sufre lo suyo en este deporte, sobre todo cuando la técnica no acompaña y la elección de la pala con la que vamos a jugar no es todo lo acertada que debería. Hablo del CODO. 

Hoy día se puede observar que hay cierta proliferación de jugadores que llevan la famosa cinta de “codo de tenista” en un intento de mitigar un poco las molestias que genera esta famosa y desagradable lesión, la epicondilitis o “codo de tenista”. 

Paralelamente a esto se une el hecho de que se suele estirar más bien poco tras la finalización de un partido y si se hace algo suele ser sobre alguna musculatura de las piernas. 

Sin darnos cuenta resulta que tenemos la pala durante mucho tiempo agarrada, ya que la correa de seguridad contribuye a que así sea. Esto junto a cierta pereza por cambiar la pala de mano en los tiempos muertos alimenta el que durante mucho tiempo tengamos a los músculos flexores y extensores del antebrazo en permanente tensión. Si luego tras acabar el partido, como digo, no dedicamos unos minutos a estirar bien estos músculos, si además la pala no es la más adecuada para nosotros y encima nuestra técnica tiene algunas lagunas, estaremos poniendo la semilla para que esa “epicondilitis” (o incluso epitrocleitis) pueda hacer acto de presencia cuando menos lo esperes.

Así que para minimizar riesgos y posibles lesiones te dejo el siguiente vídeo en el que se recogen 3 ejercicios muy sencillos (solo hace falta una mancuerna con poca carga) con los que poder potenciar de forma “excéntrica” esos músculos flexores y extensores del antebrazo a demás de todo el tejido tendinoso y ligamentoso que los une a los huesos.

Este tipo de ejercicios no deberían de faltar en cualquier programa de entrenamiento en el que el tren superior tenga una notoria participación, como es el caso del pádel. No por ser músculos pequeños deben pasar desapercibidos.

Saludos.

  • Categoría

  • Licencia

    Licencia de YouTube estándar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.